Colaboración entre Harmush y la Estación Biológica de Doñana en el estudio de los mamíferos carnívoros del Sáhara Atlántico

Carlos Sarabia es un estudiante de doctorado de la Estación Biológica de Doñana-CSIC, en el grupo de la Dra. Jennifer Leonard. Nació en Sevilla en 1989 y es licenciado en Biotecnología por la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla) y máster en Paleogenética por la Universidad de Tübingen (Alemania). En su trabajo de tesis desarrolla un doble estudio sobre la ecología y la historia evolutiva del aún desconocido lobo dorado africano (Canis anthus). Ya que el estudio ecológico lo está desarrollando en estrecha colaboración con Harmusch, le hemos pedido que él mismo nos explique resumidamente las líneas de esta interesante investigación.

Mi tesis está dividida en dos partes. En la primera parte me interesa ver cómo interactúa el lobo dorado africano en entornos áridos y semiáridos. En un área tan fascinante como es el valle del Draa y sus alrededores, en el Sáhara Atlántico, existe una comunidad de diez carnívoros que se alimentan de una rica fauna de lagartos, pájaros, micromamíferos y posiblemente grandes mamíferos. Siendo el lobo dorado africano el mayor predador de la zona, es crucial entender cómo interactúa esta comunidad. ¿Existen particiones de nicho ecológico que permiten que todos los carnívoros medren en la zona? Si es así, ¿cómo conviven?

Lobo dorado africano captado por una cámara trampa en el Djebel Ouarkziz por Harmusch.

Para responder a estas preguntas contamos con una extensa colección de casi 800 excrementos de carnívoros recolectados por los miembros de Harmusch durante ocho años de muestreos sistemáticos y no sistemáticos, distribuidos en trece expediciones en toda la zona del Draa, Djebel Ouarkziz, montes Aydar y Hamada de Tindouf. También contamos con un muestreo sistemático de cámaras trampa que está llevando a cabo Harmusch en esta misma región; estas cámaras permanecerán activas durante todo un año, lo que permitirá observar ritmos circanuales. Con el estudio genético de estos excrementos, el estudio de dieta y la detección de presencia con cámaras trampa pretendemos entender cómo se reparten los nichos estos animales y cómo medran cada uno a su aire en uno de los ambientes más inhóspitos y atractivos de la Tierra.

Excremento de carnívoro (¿caracal, gato montés africano?) localizado en los Montes Aydar durante la expedición Harmusch de diciembre de 2017, listo para ser colectado con destino a su análisis genético.

En la segunda parte de mi tesis quiero entender cómo sobrevive el lobo dorado africano en el Sáhara y su historia evolutiva. Sabemos que hay restos de cánidos semejantes al lobo africano actual repartidos en yacimientos paleontológicos en todo el norte de África desde mediados del Pleistoceno, y su distribución actual abarca un enorme trapecio de 10 millones de km² desde Marruecos hasta Senegal por el oeste, y desde Egipto hasta Kenia por el este. Para estudiar su historia evolutiva estoy empleando material fresco de lobo del que hemos extraído un genoma completo y secuenciado en secuenciadores de última generación. En este momento estoy usando herramientas bioinformáticas que nos permitirán responder a varias preguntas:

¿Qué tipo de adaptaciones caracterizan la evolución del lobo dorado africano? Como ya se ha visto en otros animales domésticos como camélidos y cabras, existe una serie de genes específicos bajo selección en animales muy adaptados al desierto. La resistencia a la radiación UV y la deshidratación, por poner dos ejemplos, son adaptaciones cruciales, pero son solo dos de una larga lista por descubrir.

Carlos Sarabia durante su trabajo de laboratorio para la extracción de ADN de la muestras fecales del desierto colectadas por Harmusch. Estación Biológica de Doñana (Sevilla).

¿Existe algún tipo de hibridación de lobos africanos con otros cánidos? El hecho de que los cánidos compartan un número igual de cromosomas (38) permite que hibriden muy a menudo. Este comportamiento ya se ha visto entre lobos y coyotes, chacales eurasiáticos y lobos, y lobos y perros. Es posible que el lobo dorado africano (Canis anthus) haya hibridado en el pasado con otros cánidos. En un entorno en que la presión humana es cada vez mayor, y suponiendo unas adaptaciones muy específicas del lobo dorado africano a su entorno, es muy importante conocer si esta hibridación se da con perros y si esta mezcla podría amenazar a su adaptabilidad y futuro como especie.

¿Cuánta divergencia hay entre las poblaciones de lobos dorados? Bajo la teoría de la coalescencia, existe siempre un antepasado común de todos los linajes de una especie. Queremos saber cuándo fue la última vez que dos linajes de lobos dorados africanos situados en los extremos de su distribución -a 6000 km de distancia- formaron parte del mismo y hasta qué grado pueden haber divergido. La respuesta a este estudio podría ser la base para muchas otras preguntas.

Carlos en el Djebel Ouarkziz. Expedición Harmusch abril de 2017.

Anuncios