De nouveau sur les traces des lions du Niokolo Koba

Esta es una versión en francés de la anterior entrada. La traducción ha corrido a cargo de Thomas Lahlafi, al que agradecemos su esfuerzo y dedicación:

Il y a quelques années, en 2013, notre association a essayé de mettre en place un projet d’étude des grands carnivores dans le parc national de Nikolo Koba au Sénégal. Bien que nous n’ayons finalement pas obtenu le soutien financier demandé, nous avons pu effectuer un voyage préliminaire d’évaluation sur le terrain pendant quelques jours en novembre de la même année. Les résultats de cette expédition avaient été publiés sur notre blog dans la section projets sous le titre «Grands carnivores du Sénégal«, où nous avions fait part de nos découvertes intéressantes concernant la présence et l’abondance des lions, des léopards, des lycaons, des Hyènes tachetées et des grands ongulés tels que l’Éland de Derby et l’Antilope rouanne.

Récemment, la Fondation Panthera a lancé un projet similaire à celui qui n’a pas abouti, dont les objectifs principaux sont le recensement et le suivi du Lion d’Afrique de l’Ouest. Cependant, hasard de la vie, après avoir lu ce bref rapport publié sur le blog d’Harmusch, cette organisation internationale nous a contacté en décembre dernier pour demander notre aide sur le terrain. Panthera avait prévu de réaliser une vaste enquête par pièges photographiques sur la faune terrestre dans tout le PN du Niokolo Koba, visant en particulier à estimer la population de lions, car cette zone abrite l’une des dernières populations de cette lignée unique au monde. L’objectif était de placer quelque 260 caméras réparties sur les 9000 km² du parc national, une zone plus grande que la moitié des provinces espagnoles. Il s’agit d’une expérience pionnière d’échantillonnage complet pour l’ensemble de l’Afrique dans une vaste zone protégée. Ils nous ont donc contacté pour savoir si nous serions intéressés par une collaboration en tant qu’experts, tant en matière d’organisation que d’installation de caméras et de formation du personnel local.

Et c’est ainsi que trois membres de Harmusch en mars dernier ont fait le déplacement : Joaquín Pérez, Javi Herrera et Jose María Gil. Pendant trois semaines, nous avons effectué les trois tâches qui nous ont été confiées, dans des conditions vraiment difficiles, puisque nous avons dû subir le pic de la saison sèche, avec une chaleur torride et un manque cruel d’eau. De plus, le réseau de pistes était très limité et les pièges photos, distants de 6 kilomètres, devaient être installées à pied, ce qui impliquait de longues marches pouvant durer jusqu’à deux jours, en emportant autant d’eau que possible (et ça n’est jamais assez…). De vastes prairies hautes et desséchées, des zones brûlées couvertes de cendres fines, des champs de roches volcaniques et des murs de bambous ont rendu encore plus difficile la progression dans la savane boisée typique de cet inestimable parc national. Ce fut un travail qui mit à l’épreuve même les personnes les plus endurcies, mais une expérience formidable, que nous espérons renouveler dans les années à venir. Et par chance, Panthera, très satisfaits de notre travail, nous a invités à le faire. Désormais, nous attendons donc avec impatience les résultats de la première campagne complète de piégeage photos du Niokolo Koba. Les pièges photos fourniront sans aucun doute des données très intéressantes et importantes pour la conservation des derniers Lions d’Afrique de l’Ouest.

De nuevo tras los leones de Niokolo Koba

Hace unos años, allá por 2013, nuestra Asociación intentó poner en marcha un proyecto de estudio de grandes carnívoros en el Parque Nacional Nikolo Koba, en Senegal. A pesar de que finalmente no conseguimos el apoyo económico solicitado, sí que llegamos a realizar una visita de valoración previa sobre el terreno durante algunos días del mes noviembre de ese mismo año. Los resultados de esta los plasmamos en nuestro blog en el apartado de proyectos bajo el título de “Grandes carnívoros de Senegal”, donde informamos sobre nuestros interesantes hallazgos en relación a la presencia y abundancia de leones, leopardos, licaones, hienas manchadas y grandes ungulados como el eland de Derby y el antílope ruano.

Actualmente, la Fundación Panthera ha puesto en marcha un proyecto parecido a aquel que no salió adelante, en el que el censo y monitoreo del león de África Occidental son los objetivos clave. Y las cosas del destino, tras leer aquel informe breve colgado en el blog de Harmusch, esta organización internacional contactó con nosotros el pasado mes de diciembre para solicitar nuestra ayuda sobre el terreno. Y es que Panthera se había planteado llevar a cabo un gran muestreo de fauna terrestre con cámaras trampa de todo el PN Niokolo Koba, especialmente dirigido a estimar la población de león, ya que esta zona alberga una de las últimas poblaciones que quedan en todo el mundo de este exclusivo linaje. El objetivo era colocar unas 260 cámaras repartidas por los 9000 Km2 del parque nacional, una superficie mayor que la mitad de las provincias españolas. Lo cual constituye una experiencia pionera de muestreo integral para toda África de un vasto espacio protegido. Así que nos llamaron por si nos interesaba colaborar en calidad de expertos, tanto en cuestiones de organización, como para la instalación de cámaras y formación del personal local.

Y allí que nos fuimos tres miembros de Harmusch el pasado marzo: Joaquín Pérez, Javi Herrera y Jose María Gil. Durante tres semanas cumplimos con las tres funciones encomendadas, en unas condiciones realmente duras, pues nos tocó sufrir el pico de la estación seca, con un calor tórrido y ausencia de agua. Además, la red de pistas es muy limitada y las cámaras, separadas seis kilómetros unas de otras, debían ser colocadas a pie, lo que supuso largas caminatas de hasta dos días cargando con toda el agua que razonablemente pudiera portar cada uno (que siempre se quedaba corta…). Extensos herbazales altos y resecos, áreas quemadas cubiertas de fina ceniza, campos de roca volcánica y murallas de bambú dificultaban más todavía el avance por la sabana arbolada típica de este valioso parque nacional. Un trabajo que de verdad pone a prueba a la más curtida persona, pero, definitivamente, una grandísima experiencia, que esperamos poder volver a repetir en los años venideros. Y, en efecto, Panthera nos ha emplazado a ello, pues han quedado muy contentos con nuestra labor. Ahora esperamos impacientes los resultados de la primera campaña de foto-trampeo integral de Niokolo Koba. Sin duda las cámaras proporcionarán datos muy tan interesantes como importantes para la conservación de los últimos leones de África Occidental.

Censo nacional del Alzacola rojizo

Acaban de publicarse los resultados y análisis del II Censo Nacional de Alzacola rojizo en España (López Iborra, 2021) y, sinceramente, los datos no invitan al optimismo. Los resultados se han recogido en una nueva monografía de aves de SEO/BirdLife que está disponible en su Web.

El alzacola rojizo (Cercotrichas galactores) es un ave de presencia estival en nuestras latitudes y presente en la mitad sur peninsular, aunque con una distribución contagiosa y muy irregular.  Esta especie escasa se reproduce en hábitat con cultivos leñosos como olivares y viñedos (aunque no se localiza en todos ellos) además de otras formaciones arbóreas o arbustivas poco densas. Desde el Grupo de Trabajo del Alzacola rojizo, conformado durante las I Jornadas Técnicas sobre el Alzacola rojizo que organizó Harmusch en Villa del Río (Córdoba) en 2016, ya se puso en evidencia la necesidad de abordar una nueva evaluación nacional de las poblaciones ibéricas de alzacola rojizo.  De hecho, entre 2017 y 2018, se intentó implementar este censo en distintas provincias, aunque los censos fueron parciales.

Finalmente, en 2020, con apoyo y financiación de SEO/BirdLife, se pudo desarrollar el nuevo censo nacional en el que han participado un nutrido grupo de colaboradores y grupos locales. Gracias a todos ellos se llevó a cabo el censo durante la primavera-verano de 2020. Desde entonces, no se han escatimado esfuerzos por parte de los distintos autores y colaboradores, coordinados por German López Iborra, de la Universidad de Alicante. Todo este trabajo ha dado sus frutos en la citada monografía, editada por SEO/BirdLife, y que ya está disponible desde hace unas semanas.

Sin duda, es un ave que ha vivido tiempos mejores. Los datos del reciente nuevo censo nacional desarrollado durante la primavera-verano de 2020, muestran un panorama dramático para esta pequeña ave. Con un tamaño poblacional estimado para todo el territorio nacional 17.044 ejemplares (con un índice de confianza al 95% de entre un mínimo de 10.644 y un máximo de 27.409 aves). El nuevo mapa presentado para la especie presenta poblaciones muy fragmentadas y dispersas. Aunque aún se presentan núcleos relativamente importantes en Extremadura (principalmente en Badajoz) o algunas provincias andaluzas como Córdoba, Sevilla o Jaén, también se ha apuntado su extinción en Granada. Las poblaciones levantinas de Murcia y Alicante muestran una ocupación relicta de una distribución pretérita mucho mayor.

Anteriormente a este censo la información disponible correspondía a un primer censo nacional de 2004. Es muy probable que entonces se sobreestimase la población nacional, como se venía apuntando desde hace tiempo desde distintos trabajos locales y regionales, y que ello haya podido retrasar la puesta en marcha de estrategias de protección para la esta singular especie. Por ello, esta nueva evaluación de las poblaciones de alzacola rojizo era más que necesaria.

La pérdida de heterogeneidad en los cultivos leñosos como el viñedo y el olivar, así como rápidos procesos de intensificación agrícola u otros cambios de usos del territorio, son algunos de los factores que se apuntan como causantes de los fuertes declives poblacionales en las distintas áreas de presencia de la especie.

Olivares súper-intensivos en los que la presencia de avifauna no es bienvenida. Todo por y para la productividad de aceite.

Los fuertes declives poblacionales registrados en las distintas provincias son alarmantes y deben suponer un punto de inflexión para que las distintas comunidades autónomas revisen sus listados de especies amenazadas y recataloguen a la especie de modo acorde a su nueva situación. Por otro lado, se hace necesario abordar urgentemente la redacción y aprobación de los correspondientes planes de gestión o recuperación (según el caso) que permitan revertir la tendencia negativa de la especie y garantizar una conservación de las distintas poblaciones de alzacola rojizo.

Este mismo esfuerzo se debe de realizar a nivel nacional. La información aportada por el nuevo censo muestra el cumplimiento de, al menos, el criterio A1 de los criterios orientadores para la inclusión de taxones y poblaciones en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. Por tanto, se considera prioritario iniciar los trámites administrativos para recatalogar al Alzacola rojizo como una especie “En Peligro de Extinción”.

Esta información también ha sido presentada y discutida en las III Jornadas Técnicas sobre el Alzacola rojizo Conservación y Desarrollo del Territorio, que se han celebrado en la localidad cordobesa de Montilla los pasados días 12, 13 y 14 de diciembre. El encuentro, organizado por la Fundación Social Universal, Harmusch, el Ayuntamiento de Montilla, la Diputación de Córdoba y el proyecto Alzacola, en colaboración con el Grupo de Trabajo de Alzacola Rojizo, la Fundación Natariado, Explora Natura y Grupo de anillamiento Epops, reunió a un nutrido grupo de expertos y amantes de la especie que discutieron sobre la precaria situación actual de la especie, así como sus problemáticas y estrategias de conservación.

Harmusch participa en el XV Congreso de la SECEM

Una parte importante de los proyectos y trabajos desarrollados en la conservación de la biodiversidad es la difusión y publicación de los resultados obtenidos. Su publicación en revistas científicas permite su evaluación por parte de la comunidad científica, así como su replicación por parte de otros equipos. En muchas ocasiones, un paso previo es la presentación de los resultados principales, un resumen de los mismos o resultados preliminares en jornadas, congresos y otros encuentros científicos similares.

Sin duda, en nuestro caso, es una parte más ardua que los propios trabajos de campo, aunque este se desarrolle en ambientes hostiles y remotos, como es nuestro caso. En efecto, el Sahara es el escenario donde Harmusch desarrolla una de sus líneas principales de estudio y conservación de fauna. 

Hace unos días, la Sociedad Española para la Conservación y Estudio de los Mamíferos (SECEM) ha celebrado su decimoquinto Congreso, un encuentro bianual que agrupa a una buena parte de los investigadores y entusiastas de la mastozoología de esta parte del mundo: casi 400 asistentes que trabajan con las distintas especies de mamíferos no voladores. Recordamos al lector que los murciélagos tienen su propia sociedad científica SECEMU, que también organiza este tipo de encuentros técnicos con periodicidad regular.

En esta ocasión, el XV Congreso de la SECEM se ha desarrollado en la ciudad de Córdoba, en un enclave histórico que acogió un antiguo convento fundado por la orden de los Carmelitas Descalzos en el siglo XVI, y que actualmente alberga en sus estancias la Faculta de Derecho y Ciencias Económicas y Empresariales.

El apretado programa contaba con más de cien comunicaciones orales y unas setenta presentaciones en formato póster y dos conferencias plenarias. Todo eso se desarrolló durante los días 4, 5 y 6 de diciembre. En diferentes sesiones simultaneas se habló de osos, lobos, linces, meloncillos, gatos monteses, nutrias, foto-trampeo, genética, micromamíferos, liebres y conejos, y ungulados entre otros. En esta ocasión, desde Harmusch y en colaboración de distintas entidades como la Estación Biológica de Doñana, el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos y el Instituto Científico de Rabat en Marruecos, hemos presentado los resultados de los últimos trabajos sobre fauna sahariana que estamos desarrollando en la fachada atlántica del desierto del Sahara.

En concreto, hemos presentado dos comunicaciones. Una primera, en la que expusimos en una acelerada charla los resultados preliminares sobre nuestros esfuerzos por definir el área de ocupación del gato de las arenas (Felis margarita) en el Sahara Atlántico, así como distintos aspectos básicos de su ecología como uso del hábitat, densidad, ritmo de actividad y relaciones depredador-presa. Un trabajo que resume y analiza dos de las metodologías no intrusivas que hemos empleado para rastrear a este felino especialista en ambientes desérticos como son la búsqueda activa de indicios indirectos (huellas y excrementos) y el foto-trampeo.

Por otro lado, analizamos las diferencias ecológicas que rigen las comunidades de carnívoros que ocupan dos de los biotopos principales de nuestras zonas de trabajo, así como su capacidad de resiliencia. En base a muestreos no intrusivos sobre los dos hábitats, montes (djbels) y llanuras (regs), hemos estudiado si el tamaño corporal afecta: (i) a la composición de las comunidades de carnívoros, y (ii) a la resiliencia de las distintas especies a la sequía.

Os adjuntamos los resúmenes de estos trabajos que actualmente están en revisión para su publicación –esperemos– en una revista científica como marca la ortodoxia científica. Además, podéis echar un vistazo al póster presentado:

Como muchas otras cosas de nuestra vida, hemos tenido que suspender por causa de la pandemia global nuestras incursiones en el Sahara. Esperamos que en un futuro próximo podamos embarcarnos en una nueva expedición al sur para seguir desentrañando los secretos de la fauna sahariana. Por el momento daremos prioridad al trabajo de gabinete que nos permite procesar toda la información que hemos ido reuniendo estos años de expediciones.

Resumen “Aplicaciones de métodos no intrusivos al estudio del gato de las arenas.” Los mamíferos elusivos de zonas remotas se encuentran entre los vertebrados peor conocidos, pudiendo estar amenazados algunos de ellos, por lo que la evaluación de métodos de sondeo logísticamente viables es crucial de cara a mejorar su conocimiento y manejo. La búsqueda de indicios indirectos (excrementos y huellas) y el foto-trampeo son dos métodos no invasivos extensamente usados para el seguimiento de mamíferos crípticos. Ambos pueden ser particularmente útiles para obtener información relevante sobre la fauna de áreas remotas, ya que permiten la implementación de diseños de muestreo de campo óptimos. El gato de las arenas (Felis margarita) es un felino de hábitos nocturnos, que se distribuye por el Sáhara, la Península Arábiga y los desiertos de Asia occidental. Tanto su ecología básica como su situación real se conocen muy poco, por lo que los impactos de las amenazas de conservación son difíciles de valorar. Se han registrado descensos locales y más atención científica ha sido reclamada para esta especie. En base a muestreos a gran escala desarrollados en el Sáhara Atlántico, hemos evaluado las aplicaciones de sendos métodos no intrusivos para estudiar al gato de las arenas. Nuestros resultados demuestran que el foto-trampeo puede ofrecer datos consistentes sobre aspectos básicos de su ecología, desde presencia y densidad a patrones de actividad y relaciones inter-específicas, dentro del marco de un diseño metodológico viable. Los muestreos de excrementos para obtener datos moleculares fueron totalmente infructuosos, aunque sería necesario desarrollar más estudios en otros escenarios. Las huellas ofrecieron mejores resultados, aunque muy condicionados por problemas de identificación y por el efectos combinados del sustrato y del viento. Más allá de nuestra evaluación metodológica, mostramos algunos aspectos relevantes sobre la ecología de este felino en el Desierto del Sáhara, como uso del hábitat, densidad, ritmo de actividad y relaciones depredador-presa.

Resumen “El tamaño corporal rige la selección de hábitat y la resiliencia específica en una comunidad de carnívoros del Desierto del Sáhara.” El tamaño corporal es un parámetro biológico clave que condiciona la distribución y la abundancia de las especies. La distribución de tamaños se ha utilizado para explorar la partición de nicho dentro de una comunidad, así como para cuantificar la resiliencia relativa de distintas comunidades. El Sáhara es una eco-región hiper-árida antigua que alberga una enorme biodiversidad, incluyendo una rica comunidad de mamíferos carnívoros. Se trata por tanto de un escenario muy interesante para explorar las hipótesis que explican las interacciones a nivel de comunidad y la resiliencia, especialmente si se considera la situación de Cambio Global en la que los desiertos sufrirán un impacto probablemente notorio. A través de muestreos no intrusivos de carnívoros realizado en los dos ambientes dominantes en el Sáhara Atlántico, montes –djbels– y llanuras –regs-, hemos estudiado si el tamaño corporal afecta: 1) a la composición de las comunidades de carnívoros, 2) a la resiliencia de las distintas especies a la sequía. Guardando una clara relación con el tamaño, las comunidades fueron totalmente diferentes entre los djbels (habitados por especies de 4,5-11,5 Kg) y los regs, (habitados por especies de 0,5-3,25 Kg). Realizamos análisis de selección de hábitat de tercer y cuarto orden, que también ofrecieron diferencias relacionadas con el tamaño, siendo las especies mayores las más limitadas por las variables estudiadas (estructura, vegetación, presas, disponibilidad de agua, competencia intra-gremial, presión humana). Por último, encontramos una relación significativa negativa entre el tamaño y la resiliencia a la sequía, medida a través de la tasa de cambio en la abundancia tras periodos de notable escasez de lluvias. Estos resultados se discuten en el contexto de las cinco hipótesis no excluyentes que se han propuesto para describir los patrones de distribución de tamaño: energética, filogenética, biogeográfica, discontinuidad de hábitat e interacciones en la comunidad (p.e. competencia).

III Jornadas Alzacola

Como se viene desarrollando desde 2016, se celebran las III Jornadas Técnicas sobre el Alzacola Rojizo. En este caso, Harmusch las organiza en Montilla, los días 12, 13 y 14 de Noviembre, conjuntamente con la Fundación Social Universal, la Diputación de Córdoba y el Ayuntamiento de Montilla, contando con el apoyo técnico del Grupo Nacional del Alzacola Rojizo y de la Fundación del Notariado para la emisión en streaming del evento.

Esta tercera edición, cuyo subtítulo es “Conservación y desarrollo del territorio”, se antojan muy importantes, debido a que se expondrá el resultado del censo nacional coordinado por Dr. Germán López Iborra y patrocinado por SEO/Birdlife.

Siguiendo el esquema de las anteriores ediciones, nos proponemos revisar la preocupante situación del ave, sus tendencias poblacionales en la península ibérica y las medidas de gestión y conservación que podrían plantearse. Además, se incidirá en el  aprovechamiento como indicativo de la calidad de las explotaciones y productos agrícolas y distintivo de marca y atrayente para mercados emergentes.

Toda la información del encuentro se encuentra al final de esta nota. También remitimos el cartel anunciador del evento para que pueda darle difusión y hacerlo extensible a toda persona o colectivo interesado en las temáticas objeto del evento.

La inscripción a las jornadas se hará online a través del siguiente enlace https://n9.cl/45l1o . Para aquellas personas interesadas que no puedan desplazarse hasta Montilla, se podrá seguir por streaming por el canal de YouTube de la Fundación Social Universal.

Además de revisar y actualizar la situación de nuestra querida “regarsa” o “colitajara”, y repasar las medidas necesarias para su conservación y la generación de valor económico, esperamos despertar el interés, o simplemente la curiosidad hacia el mundo de las aves silvestres, de toda la ciudadanía con dos talleres de iniciación, uno al anillamiento científico de aves impartido por el Grupo de Anillamiento Científico Epops y otro a la fotografía de naturaleza impartido por Antonio Pestana, miembro de Explora Natura S.L. Con el propósito de que este encuentro sirva como escaparate de la riqueza cultural de la ciudad de Montilla, la oficina municipal de turismo ofrecerá a los acompañantes de los asistentes una ruta por enclaves culturales del casco histórico de Montilla (incluidas visitas al Castillo de Montilla y a la Casa del Inca Garcilaso de la Vega) y una visita guiada por el Museo Garnelo.

Las inscripciones para participar en las actividades paralelas de formación se rellenarán online en el enlace  https://n9.cl/zph9n, mientras que las personas acompañantes interesadas en las actividades culturales se deberán inscribir en el enlace https://n9.cl/z0nhm.  Las plazas para estas actividades serán limitadas y se atenderán por orden de inscripción.

Para consultar o ampliar información, se podrán dirigir a la Fundación Social Universal, al teléfono 957654987 o al email fsu@fundacionsocialuniversal.org.

LIBRO SAHARA ERG/REG. NUEVA COLABORACIÓN DE HARMUSCH

La reciente publicación del libro  «Sahara erg|reg» en el otoño del 2020, y editado por el biólogo y fotógrafo Ugo Mellone, ha contado con la colaboración de Harmusch. Este libro es el resultado de un trabajo que empezó en el 2008 y que se ha intensificado a partir del 2017. Gran parte de la obra se centra en las regiones saharianas y consigue plasmar acertadamente -enmarcado en un bello despliegue fotográfico- tanto nuestras actividades de investigación como las amenazas principales del frágil ecosistema sahariano. El objetivo de la obra es difundir los valores ecológicos y estéticos del desierto del Sahara. Las secuencias de fotos están enriquecidas por dos ensayos escritos por Jose Maria Gil-Sánchez, enfocados en la historia natural de la fauna sahariana y sus perspectivas de conservación. Las fotografías se han organizado en varias secciones que ilustran la transición de las dunas a las montañas, sus habitantes, las estrategias de supervivencia en ausencia de agua, y los encuentros con rapaces y otros migradores que cruzan el desierto.

El libro cuenta con el patrocinio del Sahara Conservation Fund y en los últimos meses varios medios nacionales e internacionales (El País Semanal,GEO, BBC Wildlife) se han hecho eco de este magnífico proyecto.

Esta edición, de 128 páginas, cuenta con una impresión y encuadernación excelentes, y está disponible en la web www.wildphoto.it/sahara-book

Declaración de la Zona de Especial Protección para las Aves “Colonias de cernícalo primilla en iglesias de Almodóvar del Campo y Tirteafuera (Ciudad Real)”

El cernícalo primilla (Falco naumanni) es una pequeña rapaz de la familia Falconidae incluida tanto en el Anexo I de la Directiva Aves del Parlamento Europeo relativa a la conservación de las aves silvestres, como en la categoría de vulnerable del Decreto 33/1998 del Diario Oficial de Castilla-La Mancha, por el que crea el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Castilla-La Mancha.

La población castellano manchega de cernícalo primilla asciende a 2.994 parejas según el último censo nacional coordinado  realizado en 2016. El 36% de esta población se localiza en la provincia de Ciudad Real. La colonia reproductora de cernícalo primilla de la iglesia de Nuestra Señora de La Asunción de Almodóvar del Campo, está considerada la cuarta más importante de Castilla-La Mancha según el citado censo, y la de Santa Catalina, en Tirteafuera, la séptima de la población autonómica. Sumando ambas, tenemos que casi el 10% de la población reproductora de la provincia de Ciudad Real anida en estas dos iglesias. Además, se da la situación de que son colonias localizadas dentro de cascos urbanos. Esta característica y su entidad han sido factores determinantes para su protección.

Los cernícalos no son los únicos inquilinos de estos templos, que cuentan con poblaciones reproductoras de otras especies protegidas y de gran interés ecológico como la cigüeña blanca (Ciconia ciconia), el vencejo común (Apus apus), la lechuza común (Tyto alba), o la chova piquierroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax).

Desde hace años, personal de Harmush Estudio y Conservación de Fauna, de la Sociedad de Historia Natural de Ciudad Real (SHCNR) y de Descubre Alcudia han desarrollan trabajos de censo y seguimiento de estas poblaciones de las colonias localizadas en las mencionadas iglesias y otros edificios de estas localidades.

Los magníficos resultados obtenidos llevaron a estas organizaciones a iniciar un movimiento social de apoyo a la solicitud de protección de estas colonias de reproducción de cernícalo primilla. Se ha contado con el apoyo de un gran número de asociaciones culturales, empresariales, de desarrollo, juveniles, conservacionistas, etc. de estas  localidades, junto al de todos sus centros de educación. Por las características tan especiales de localización de estos espacios han sido cruciales para lanzar el proyecto, el apoyo incondicional del Ayuntamiento de Almodóvar del Campo, a través de su Alcalde José Lozano y el de Fernando Torres, Concejal de Medioambiente (canalizando el deseo de sus conciudadanos de proteger a esta pequeña rapaz), así como el visto bueno por parte del párroco de la localidad.

La solicitud, argumentada técnicamente y avalada mediante distintas cartas de apoyo (ver abajo él listado de las instituciones que secundaron esta iniciativa), fue presentada siguiendo los cauces legales para la declaración de Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (JCCM), a Rafael Cubero, por entonces Director General de Biodiversidad y a los técnicos de la JCCM, Víctor Díez, Ignacio Mosqueda, Antonio Aranda, Miguel Ángel Rubio, Javier Pérez Olivares entre otros. Todos ellos se contagiaron desde el primer momento por el entusiasmo de todos a los que representaba este proyecto, y su interés y labor han sido cruciales para conseguir lo que hoy se ha conseguido.

Han pasado casi tres años y, por fin, tras los dilatados trámites que se han ido salvando desde todos los niveles, el martes 10 de noviembre de 2020 se publicó en el Boletín Oficial de Castilla-La Mancha el Decreto 70/2020 de 3 de noviembre, por el que se declara la ZEPA “Colonias de cernícalo primilla en iglesias de Almodóvar del Campo y Tirteafuera (Ciudad Real)”. Este decreto es fruto del compromiso de la Consejería de Desarrollo Sostenible y, en concreto, de José Luis Escudero, su Consejero y Felix Romero, su Director General, por la conservación de nuestros espacios naturales y nuestra biodiversidad.

La figura de protección lograda es un hito en la conservación de Castilla-La Mancha ya que supone la primera declaración de una ZEPA en territorio urbano que se realiza en esta comunidad autónoma. Esta protección será de gran importancia para estas colonias de primilla, puesto que la especie ha sufrido en los últimos años una gran regresión a nivel nacional, con comunidades autónomas que han perdido más del 40% de sus poblaciones en la última década.

Esperamos que esta declaración sea solo el principio de estas iniciativas conservacionistas y sirva de modelo para la protección de otras colonias con las mismas características en otras zonas de Castilla-La Mancha. Más allá del fin principal de esta protección, que es la conservación de la especie, la declaración de esta ZEPA urbana supondrá sin duda un beneficio socioeconómico para las localidades donde está ubicada, fomentando el turismo ornitológico de calidad en un ámbito europeo por el alcance de la figura de protección recibida.

Desde Harmusch, junto con SHNCR y Descubre Alcudia, se trabajará para dar a conocer la importancia de este pequeño halcón a los ciudadanos de estas poblaciones, que tienen en la puerta de sus casas un auténtico paraíso para el estudio y la conservación de las aves y un observatorio perfecto para el seguimiento de las migraciones de las aves.

El reconocimiento ambiental recibido por estos edificios viene a reforzar su interés general al sumarse a su gran importancia histórica-cultural por la que están declarados Bien de Interés Cultural. Estamos muy felices y orgullosos de que se hayan protegido estas colonias de cernícalo primilla y por ello queremos agradecer a todos los que han apoyado este proyecto de una u otra forma su interés en la conservación y darles nuestra enhorabuena por lo que se ha conseguido gracias al trabajo conjunto de todos, de cientos de ciudadanos con un interés y objetivo común: la declaración de esta ZEPA.

Entrada firmada por:

Harmusch. Estudio y Conservación de Fauna

Sociedad de Historia Natural deHistoria Natural –  SHNCR

Descubre Alcudia.

Relación de entidades que han apoyado el proyecto:

  • Consejería de Desarrollo Rural. Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.
  • Ayuntamiento de Almodóvar del Campo.
  • Propiedad de los edificios implicados. Iglesia.
  • Asociación para el Desarrollo Sostenible del Valle de Alcudia y Sierra Madrona.
  • Sociedad de Historia Natural de Ciudad Real.
  • HARMUSCH Asociación para el estudio y conservación de la Fauna.
  • Asociación Descubre Alcudia.
  • Sociedad Española de Ornitología. SEO / BirdLife.
  • Grupo de anillamiento y grupo naturalista Fahs al Ballut “Valle de las bellotas”
  • Colegio público CEIP Maestro Juan de Ávila.
  • Colegio Público Virgen del Carmen.
  • I.E.S. San Juan Bautista de la Concepción
  • Colegio concertado Maestro Juan de Ávila y Santa Teresa.
  • FEVAM. Federación de Empresarios del Valle de Alcudia y Sierra Madrona.
  • ASETURVA. Asociación de Empresarios Turísticos del Valle de Alcudia y Sierra Madrona.
  • Grupo Scouth Álamo, de Almodóvar del Campo

Détection de zones de conservation prioritaires dans le Sahara à l’aide de la Gazelle de Cuvier

Le Sahara est l’un des déserts ayant la plus grande importance biologique au monde, à la fois de par sa superficie (il occupe une énorme frange du continent africain et relie deux océans), et de par le nombre d’espèces qu’il abrite, ainsi que pour le haut degré de spécialisations et d’adaptations qu’elles présentent. Dans sa région atlantique, on retrouve une zone montagneuse importante, avec de nombreux fossés et rivières fossiles, en plus des vastes plaines et plateaux caillouteux, où se confond le désert du Sahara avec les régions biogéographiques du nord. C’est là que nous avons concentré nos efforts sur une étude à long terme de la faune saharienne, depuis le début de nos expéditions biologiques en 2011.

Dans notre dernier article, publié dans la prestigieuse revue Scientific Report, dans lequel collaborent des chercheurs de la Station Biologique des Zones Arides et de l’Institut scientifique de Rabat, nous avons utilisé les résultats de notre travail de terrain dans le Sahara Atlantique pour développer des modèles de répartition des espèces, afin d’identifier les zones optimales pour la Gazelle de Cuvier (Gazella cuvieri), espèce qui donna son nom à notre association : Harmusch (son nom en hassanya).

Zones d’intérêt particulier pour la conservation de la Gazelle de Cuvier. (a et c) Monts Aydar et mâle de Cuvier se nourrissant dans l’un de ses fossés. (b et d) Jbel Ouarkziz et juvéniles de la Gazelle de Cuvier. (d) avec l’aimable autorisation de Luis Llaneza.

Espèce endémique d’Afrique du Nord, cet ongulé souffre d’une persécution cynégétique sans relâche, il est donc actuellement très rare et sa distribution est extrêmement fragmentée. L’Union Internationale pour la Conservation de la Nature (UICN) l’a classé comme menacé dans le monde entier, le plaçant dans la catégorie «vulnérable». Cette région, la plus méridionale de sa distribution et dans des conditions extrêmement difficiles (avec des précipitations inférieures à 150 mm par an) constitue l’un de ses derniers refuges, étant probablement le principal bastion avec l’Anti Atlas occidental. Dans l’article intitulé “Identifying priority conservation areas in a Saharan environment by highlighting the endangered Cuvier’s Gazelle as a flagship species”, nous avons identifié les zones optimales pour la Gazelle de Cuvier dans le Sahara atlantique du Maroc. Nos résultats indiquent que l’irrégularité locale du terrain (typique des zones les plus abruptes) et l’éloignement de grands noyaux de population humaine sont les facteurs qui exercent la plus grande influence sur sa distribution. La projection de carte avec ces variables délimite les régions optimales pour conserver non seulement cette espèce, mais aussi d’autres taxons menacés qui cohabitent avec elle, agissant ainsi comme une espèce parapluie. La protection de ces habitats permet d’asseoir les bases de nouveaux programmes de réintroduction d’espèces disparues de la région, comme la Gazelle de Mhorr (Nanger dama mhorr) ou encore le Guépard saharien (Acinonyx jubatus hecky). En outre, la protection de vastes zones pourrait favoriser le développement local, conformément à la conservation de la nature, grâce à un tourisme durable qui offre des alternatives à l’économie locale.

Encore une fois, nous remercions le Haut Commissariat aux Eaux et Forêts et à La Lutte Contre la Désertification du Maroc pour son soutien et Bujarkay pour nous avoir fourni d’excellents véhicules 4×4 de location.

L’article est disponible en libre accès dans le lien suivant :

https://www.nature.com/articles/s41598-020-65188-6

 

Nota: «Detección de áreas prioritarias de conservación en el Sáhara por medio de la gacela de Cuvier. Post 23/05/2020. Versión en francés»

Detección de áreas prioritarias de conservación en el Sáhara por medio de la gacela de Cuvier

El Sáhara es uno de los desiertos con mayor importancia biológica del mundo, tanto por su extensión (ocupa una enorme franja  del continente Africano y conecta dos océanos), como por el número de especies que alberga y por el alto grado de especialización y adaptaciones que presentan. En su región Atlántica encontramos una importante área montañosa, con numerosas ramblas y ríos fósiles, además de extensas llanuras y mesetas pedregosas, donde se fusiona el desierto del Sáhara con las regiones biogeográficas septentrionales. Es aquí donde hemos centrado nuestros esfuerzos en un estudio a largo plazo sobre la fauna sahariana,  desde que en 2011 comenzamos nuestras expediciones biológicas.

En nuestro último artículo científico, publicado en la prestigiosa revista Scientific Report y en el que colaboran investigadores de la Estación Biológica de Zonas Áridas y del Instituto Científico de Rabat, hemos usado los resultados de nuestro trabajo de campo en el Sahara Atlántico para elaborar modelos de distribución de especies, con el objetivo de  identificar las áreas óptimas para la gacela de Cuvier (Gazella cuvieri), especie que da nombre a nuestra asociación: Harmusch (su denominación en hasanía)

Áreas de especial interés para la conservación de la gacela de Cuvier. (a y c) Montes Aydar y macho de Cuvier alimentándose en una de sus ramblas. (b y d ) Jbel Ouarkziz y juveniles de gacela de Cuvier. (d) cortesía de Luis Llaneza.

Especie endémica del norte de África, este ungulado sufre una implacable persecución cinegética, de modo que actualmente es muy escasa  y su distribución se encuentra tremendamente fragmentada. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) la cataloga como amenazada a nivel mundial, situándola dentro de la categoría “vulnerable”. La región más meridional de su distribución y bajo unas condiciones durísimas (con precipitaciones por debajo de 150 mm anuales), constituye  uno de sus últimos refugios, siendo probablemente el principal bastión junto con el Anti Atlas occidental. En el artículo titulado  “Identifying priority conservation areas in a Saharan environment by highlighting the endangered Cuvier’s Gazelle as a flagship species” hemos identificado  las áreas óptimas para la gacela de Cuvier en el Sáhara Atlántico de Marruecos. Nuestros resultados indican que la irregularidad local del terreno (propia de las zonas más abruptas) y la lejanía de grandes núcleos población humana son los factores que ejercen mayor influencia en su distribución. El mapa proyectado con estas variables delimita las regiones óptimas para conservar no solo esta especie, sino también otros taxones amenazados que cohabitan con ella, actuando de este modo como como especie paraguas. La protección de estos hábitats permite sentar las bases para nuevos programas de reintroducción de especies extintas en la región, como por ejemplo la gacela mohor (Nanger dama mhorr) o incluso el guepardo sahariano (Acinonyx jubatus hecky). Además, la protección de grandes áreas podría promover un desarrollo local acorde con la conservación de la naturaleza, a través de un turismo sostenible que facilite alternativas a la economía local.

Nuevamente damos las gracias al Haut Commissariat aux Eaux Et Forêts et à La Lutte Contre la Désertification de Marruecos por su apoyo y a Bujarkay por facilitarnos en alquiler excelentes vehículos 4×4.

El artículo de acceso libre se puede encontrar en el siguiente enlace:

https://www.nature.com/articles/s41598-020-65188-6?fbclid=IwAR2HfUrq7eJ5wCKIGbmpjn9RtcMm47Cz_MWJBhPT85bgsYjEiK2wkF9afWo

Nuevo artículo científico de Harmusch: la especialización alimenticia del ratel en el Sáhara Atlántico.

Las investigaciones saharianas requieren un gran esfuerzo, tanto en términos logísticos como de tiempo, pero son tremendamente necesarias debido al lamentable estado de conservación de la fauna en aquellos remotos parajes. En 2011 Harmusch abrió dos líneas de investigación científica paralelas sobre la fauna del Sáhara: ecología y conservación de los ungulados silvestres y de los carnívoros. Nuestro trabajo por fin está empezando a ofrecer resultados interesantes y tangibles, como es el caso artículo sobre la ecología alimenticia del ratel norteafricano (Mellivora capensis leuconota), publicado recientemente en un número especial la revista Diversity dedicado a los depredadores y sus presas. En el estudio, titulado “Feeding specialization of honey badgers in the sahara desert: a trial of life in a hard environment”, han colaborado investigadores de la Estación Biológica de Doñana, de la Universidad Rey Juan Carlos y del Instituto Científico de Rabat.

Dos ejemplares de ratel captados por las cámaras de Harmusch en los Montes Aydar, Sáhara Atlántico.

El Sáhara Atlántico mantiene una interesante población marginal de este gran mustélido que, a pesar de los mapas disponibles, probablemente se encuentra escindida del resto de las poblaciones africanas y asiáticas de la especie. En el desierto todas las especies de seres vivos están sometidas a unas durísimas condiciones ambientales, sobre todo por el déficit hídrico y por las elevadas temperaturas, así que deben adaptar sus características fisiológicas y/o etológicas para sobrevivir en escenarios tan extremos. En el caso del ratel, su respuesta más evidente ha sido de tipo comportamental. Nuestra investigación ha demostrado que, aparte de ser mayoritariamente nocturnos (aspecto que podemos estudiar gracias al foto-trampeo), los rateles se han especializado en el Sáhara Atlántico en la captura de los enormes lagartos de cola espinosa (Uromastyx nigriventris y U. dispar).

Lagarto cola espinosa o dob en su hábitat de los  Montes Aydar, Sáhara Atlántico (por Jesús Rodríguez Osorio).

Este reptil es abundante en las zonas rocosas del desierto y, además, representa un aporte de biomasa proteínica y de humedad muy importante (llegan a pesar 600 gr). Eso sí, su captura no está al alcance de cualquier depredador, porque los “dobs” (nombre local) son diurnos y de noche se refugian en galerías excavadas por ellos mismos. Pero nuestro bravo protagonista está dotado herramientas anatómicas especialmente adaptadas para excavar. En particular, posee unas garras con uñas poderosas con las que accede a la cámara donde se refugian los dobs. Este reptil representa algo más del 70% de la dieta del ratel en el Sáhara Atlántico y, por otro lado, es un recurso que apenas comparte con los otros carnívoros con los que coexiste, como lobos dorados norteafricanos (Canis anthus) , zorros rojos (Vulpes vulpes) o gatos monteses (Felis lybica). Se trata, en definitiva, de un interesante ejemplo de segregación de nicho trófico, que permite reducir la competencia y que facilita la coexistencia de varias especies de carnívoros en un medio tan duro como el Desierto del Sáhara.

Como siempre, agradecemos  el apoyo del Aut Commissariat aux Eaux Et Forêts et à La Lutte Contre la Désertification de Marruecos; y de Bujarkay por los magníficos 4×4 que nos permiten desarrollar nuestros trabajos.  El artículo completo puede descargarse libremente en el siguiente enlace: https://www.mdpi.com/1424-2818/12/2/59